miércoles, 2 de junio de 2010

Noche de perros...

Miercoles, 1 y media de la mañana en Granada... previo a día de fiesta del Corpus, con el recinto ferial en uno de sus días fuertes (la crisis... ya sabeis)
en mi caso, y dado que la feria y yo somos como el agua y el aceite, decidi ir con un amigo al cine... a ver Robin Hood... y bueno...

Sin necesidad de revelar spoiler, solo decir que al terminar, me parecio más bien una precuela de las que todos hemos visto, desde mi favorita de Kevin Costner (de Jesus), pasando por el clásico de Errol Flynn, la coetanea de Kevin protagonizada por Patrick Bergin o incluso la de Disney.

El lio de personajes, de enclaves historicos, el batiburrillo historias que cuenta, para llegar (tras destrozar a algunos personajes) a donde comienzan las antiguas...
Solo me recuerda a la de Kevin e, la belleza serena de su protagonista femenina... en aquella Maria Elizabeth Mastroantonio, y aquí mi admirada Cate Blanchett (esta mujer tiene una belleza serena que me cautiva).
El resto, solo las bellas imagenes de la campiña inglesa y de los acantilados de Dover...
Donde quedo el villano Alan Rickman (sacando el corazón con una cuchara...)
En esta pese a ser una especie de antes de... se repiten escenas que se dan en la antigua, y no lo entiendo la verdad... si no es la misma historia.
Esa otra, tenía un toque más romantico, era mas fiel a la historia que todos hemos conocido... y esta la veo más como una continuación de Gladiator... mas oscura (esos niños del bosque, germen de Sherwood), mucho más violenta y con unas gotas de humor justitas...
Decir que faltan persoanjes, pues aunque aparece Little John, el fraile,... falta el Sarraceno... sigo sin entenderlo.
Me chirrío también una canción que suena en la pelicula de los Chieftains, y que luego versionaron The Christians y Mike Oldfield entre otros; se que algunos diran que es celta, pero no pegaba ni con cola...
Y lo que me llamo la atención es el enfoque de la flecha.
Todos recordaremos la imagen de la flecha saliendo del arco, como si tuviera una camara en la punta... pues aqui, la toma es lateral, como buscando diferenciarse de la antigua, y crear una seña de identidad.
Con todo esto no digo que sea mala la película, sino que no es lo que me esperaba... es una versión distinta que podría encuadrarla como lo que le ha ocurrido a la Alicia de Tim Burton...
Y todo esto al volver a casa, mientras pensaba en lo que iba a escribir y como, azoatado por una brisa que me acompañaba junto al rio, bajo el bochorno general, al llegar al Salón, y pensando en el recibimiento de mi perrunilla (adoptada o casí) vi un pequeño perrito, durmiendo en la tierra, solo, sin nadie en cientos de metros, a la luz de una farola, como buscando esquivar las sombras... y verlo me produjo una sensación de tristeza, de desamparo... de como no se puede tratar de proteger a un ser desvalido... y es que hasta para ser perro hay que tener suerte...
En ese momento, y hasta ahora, mi mente se nubló, y no pude sacar a ese can de mi cabeza... hasta que me puse a escribir...

1 comentario:

Nani dijo...

yo me lo hubiese llevao a casa jj